¿Cómo evitar accidentes por el uso de la pirotecnia?

fuegos artificiales
fuegos artificiales

Como ya sabemos, las Fiestas de fin de año son motivo de celebración y de encuentro de familias y amigos que se reúnen para festejar la llegada de nuevos tiempos. En ese contexto, los cohetes, las bengalas, estrellitas, cañitas voladoras, petardos y otros fuegos artificiales se han convertido en postales de Navidad y Año Nuevo. Sin embargo, es importante tener en cuenta los riesgos que estos elementos conllevan. ¿Cómo prevenir accidentes con pirotecnia y qué hacer en caso de quemaduras?

Uno de los principales problemas de la pirotecnia es que, muchas veces, el tiempo que transcurre entre el encendido y la explosión puede no ser el suficiente para que el usuario adopte una distancia prudencial. Además, una manipulación incorrecta puede producir incendios, quemaduras y/o mutilaciones. Por eso es importante seguir recomendaciones básicas para evitar lesiones

La pirotecnia debe ser manejada únicamente por adultos de preferencia que cuenten con protección ocular y ropa que no sea inflamable. Hay que alejar a los chicos y no apuntar nunca a otras personas, animales u hogares.

En algunas oportunidades, según las heridas producidas, puede haber riesgo de vida. Por lo que siempre es aconsejable evitar su utilización, sin embargo, te daré algunas recomendaciones para evitar accidentes:

Debe manejarse en lugares abiertos, lejos de edificios.

No guardarla en los bolsillos.

No arrojarla contra muros, cajas de luz o de gas.

Debe mantenerse en el piso, nunca en las manos ni dentro de botellas o latas.

Cuando un producto no explota no debe tocarse aunque la mecha parezca apagada.

Los ojos, brazos y manos son los órganos más afectados por calor, fuego, chispas o explosión. Frecuentes también son las lesiones en los órganos genitales cuando la persona lleva petardos en el bolsillo del pantalón debido al calor corporal.

El estruendo provoca la muerte de las células sensoriales que se encuentran en los oídos y que no se regeneran.

Protege los oídos de los niños colocándole tapones del tipo que se usan para ir a la pileta.

Cuida a tus mascotas, ya que su calidad auditiva es muchísimo más sensible que la de los seres humanos.

No dejar los artículos al sol o próximos a fuentes de calor.

Recordar que los artefactos de pirotecnia pueden causar incendios, ya fuere en el lugar o a distancia.

En los últimos años, miles personas, en su mayoría niños, han sido víctimas de accidentes por uso inapropiado de estos artículos.

En el caso de que se produjera un accidente con pirotecnia hay que tener en cuenta lo siguiente:

 

Si toma fuego la ropa se lo debe apagar envolviendo al accidentado con una manta o haciéndolo rodar por el suelo. Nunca debes caminar y menos correr.

Lavar la zona lesionada con agua fría o helada, ya que disminuirá el hinchazón y calmará el dolor.

Nunca coloques cremas, pomadas, cremas caseras o medicinales.

Cubrir la zona afectada con paños limpios, toallas o sábanas.

Concurrir al centro médico más cercano.

En los últimos años miles de personas, en su mayoría niños, han sido víctimas de accidentes por un uso inapropiado de estos artículos. Por lo que la pirotecnia más segura es la que no se usa y si la usas, que sea de manera responsable.