Diferencias entre la Agricultura Tradicional y Agricultura Moderna

Diferencias entre agricultura tradicional y agricultura moderna
Diferencias entre agricultura tradicional y agricultura moderna

La población mundial ha incrementado notablemente durante las últimas décadas y como resultado también ha aumentado la demanda de alimentos. La tecnología avanza a pasos agigantados en todos los sectores, por lo que la industria agricultora no iba a ser menos, sufriendo una importante evolución entre la actividad tradicional y la moderna. La actividad agraria tradicional ha cedido su lugar paulatinamente a la moderna. Pero ¿cuáles son las diferencias entre las dos? A continuación te lo explicaré.

Agricultura tradicional, apenas para subsistir

Una de las principales características de la agricultura tradicional es la poca tecnificación y uso de la tecnología. Por ello, su producción, que no es a escala, suele alcanzar únicamente para el consumo del agricultor, quien además trabaja la tierra con herramientas como la hoz, la azada o la pala. En caso de poseer un tractor, éste no es utilizado a su máximo potencial.

Al ser una actividad aún rudimentaria, la producción depende en su mayoría de las capacidades físicas del agricultor y sus trabajadores, por lo que el rendimiento y optimización de recursos es bajo. A esto se suma que la forma en la que se trabajan los terrenos corresponde a conocimientos o prácticas ancestrales y empíricas.

Por ejemplo, una técnica frecuente es hacer que la ganadería conviva en el terreno en el que se hará el cultivo para que el estiércol sea aprovechado como abono.

También conocida como agricultura de subsistencia (por lo general son policultivos que proporcionan varios tipos de alimentos para el consumo y no para el comercio), está arraigada en países en vía de desarrollo, principalmente de América Latina, Asia y África.

La finalidad de esta actividad siempre ha sido subsistir. En la actualidad, las personas que mantienen una agricultura similar siguen consiguiendo resultados parecidos, debido a la exclusiva dependencia de las capacidades físicas de los trabajadores.

Características Principales:

  • Practicada en pequeñas propiedades utilizando técnicas rudimentarias, artesanales antiguas.
  • Tiene como objetivo principal el autoconsumo, subsistencia o agregado familiar.
  • Requiere mano de obra y en algunos casos ser impulsado por tractos como el uso de animales.
  • Fue utilizado por varias culturas (Policultura).
  • Productividad y rendimiento bajo.
  • Se necesita un control y estar permanentemente ocupado (intensivo).
  • Elevado porcentaje de población agrícola.
  • Organización de tipo tribus o familiares.
  • Conocimientos técnicos básicos para poder mantenerlo.

Agricultura Moderna, la clave está en la eficiencia

Frente a la técnica anterior, la agricultura moderna se caracteriza por el empleo de ciencia y tecnología. Ahorrando recursos económicos y temporales e incrementando la cantidad y calidad de los productos.

Este modelo de cultivo nace con la finalidad de responder a las necesidades de los mercados, comercializando miles de toneladas. Dicho empleo de técnicas y maquinaria avanzada reducen riesgos como la dependencia de factores climáticos o la mano de obra, incorporando sistemas mucho más eficaces.

La aplicación de técnicas y la utilización de maquinaria hacen que se reduzca el riesgo por la dependencia de factores externos como el clima o la mano de obra. Si en la agricultura tradicional hay que dedicar largas jornadas para recoger las cosechas, en la moderna esa labor se le puede encomendar a sistemas de precisión incorporados en las cosechadoras, que trabajan autónomamente y con una alta eficiencia. Esto se deriva en mayor producción a menor costo y en un menor tiempo.

Los sistemas de riego, fertilizantes, control de plagas, monitoreo de cultivos, entre otras, son aplicaciones que hacen que la diferencia entre la agricultura tradicional y la moderna sea cada vez mayor, inclinando la balanza hacia la segunda.

Características Principales:

  • Es caracterizada por incorporar la ciencia y la tecnología para ser más eficiente.
  • Ahorra recursos como tiempo y dinero logrando así una mayor producción en cantidad, calidad y beneficios en general.
  • Utiliza técnicas de automatización para reducir el riesgo de la dependencia eliminando así problemas muy frecuentes como el clima y la acción de mano de obra.
  • Se puede ahorrar mucho tiempo en acciones como la cosecha e incorporando máquinas de tipo cosechadoras que trabajan automáticamente y con una alta eficiencia.
  • El mantenimiento es más completo y minucioso respecto a los fertilizantes, control de plagas entre otras.
  • La capacidad productiva es mucho mayor y responde a las necesidades del mercado.

Evolución de la agricultura moderna y agricultura tradicional

Por los años 90, la brecha entre la producción de productos de cultivos tradicionales y modernos era muy pareja sin mucha diferencia pero sin embargo a partir del año 2000 se empieza a ver una cierta diferencia que empieza a subir de forma notable.

La agricultura moderna empieza a tomar forma donde los productos principalmente exportables presentan un despegue importante, creciendo a una tasa promedio anual de 6,65% mientras que la agricultura tradicional se mantenía a un ritmo mucho menor de un 2.20%.

Para entender la agricultura actual tenemos que conocer cómo hemos llegado hasta aquí. Se conoce como revolución agrícola a los momentos de cambios en las técnicas agrícolas que provocan grandes aumentos de la producción, la última es la conocida como revolución verde.

La revolución verde, se refiere a una serie de investigaciones, desarrollos e iniciativas de transferencia de tecnología (desde otros sectores de la industria), comienza en los años 40 pero destacan las décadas entre los 60 y los 80, del siglo XX, donde se incrementó la producción agrícola en todo el mundo.

La revolución verde implicó el desarrollo de variedades de alto rendimiento especialmente de los cereales, que se cultivaron principalmente como monocultivo anual, la producción en masa la expansión de la infraestructura de riego, la modernización de las técnicas de gestión, distribución de semillas híbridas, fertilizantes sintéticos y pesticidas a los agricultores y la utilización de maquinaria pesada, tractores sembradoras o segadoras.

Con los avances logrados en este período, cambió la agricultura tradicional y las formas de explotación que existía en la agricultura. Así la producción se dobló en 20 años, inicialmente estas técnicas solo se utilizaron para el maíz y principalmente en Estados Unidos, posteriormente estas se extendieron a otros cultivos y países, algunos de ellos en Latinoamérica y Asia pasaron de sufrir hambrunas a convertirse en países exportadores al cubrir holgadamente su demanda interna.

La revolución verde ha sido un factor esencial para evitar el hambre en el mundo. Se considera que el aporte energético mínimo por persona es de 2200 kcal al día. Según la FAO, en los años 60 el 56% de la población mundial vivía en países con menos de esa cifra, mientras que a mediados de los 90 ese porcentaje había caído a sólo 10%, y eso a pesar del aumento demográfico. Pero aún así, hoy día la malnutrición afecta a 2000 millones de personas y hay 800 millones que pasan hambre.