¿Por qué la comida peruana es tan buena?

¿Porqué la comida peruana es tan buena?
Fidel Sánchez Alayo compartiendo con amigos

En la actualidad el Perú no solo es conocido por Machu Picchu, sino también por ser el país donde se come delicioso. No es por presumir, pero es el destino gastronómico favorito de muchos amantes de la buena cocina. La comida peruana ha logrado conquistar los más exquisitos paladares, los cuales terminan por convertirse en adictos a esta sazón.

Hoy en día la gastronomía peruana es sin duda mucho más que solo un arte, se trata de una auténtica manifestación cultural, que dada sus propias características, ha sido constituida como un potente atractivo turístico para todo el país y para su gente.

La comida cambia los ánimos a cualquiera y la peruana no es la excepción. Los peores días para un peruano pueden arreglarse con un apetitoso plato. Un arroz con pollo, unos frejoles con seco o un ceviche, pueden ser la solución para acabar con un día gris. Así es el poder de la cocina peruana, y tiene el mismo efecto con un visitante extranjero.

Gracias a su exquisitez, preparación y antecedentes ancestrales, modernos y coloniales, la comida peruana se ha constituido como una de las más destacadas manifestaciones culturales a nivel mundial, y por ello en la actualidad, es un atractivo más que complementa la experiencia turística del viajero que llega a Perú.

Para empezar podemos señalar a la comida costeña integrada por platos como el chupe de camarones, chupe de habas, de zapallo y de olluquito, esto se manifiesta preferiblemente en las adyacencias al departamento de Lima, incluyendo también al ceviche, la leche de tigre, y los choritos a la chalaca.

Más propiamente en la comida andina nos encontramos con preparaciones como la sopa de morón, la papa a la huancaína y la pachamanca, diversas presentaciones a base de trucha, cuy y la ocopa. Cada uno de ellos acondicionado por su cobertura climática, puesto que en sus condiciones son ampliamente favorecidas para la producción de diversas clases de tubérculos, el maíz y la papa.

Al sur del país en la localidad de Chincha, en el departamento de Ica, es famosa la Carapulcra con Sopa Seca, que es un guisado a base de papas deshidratadas, aliñados con diversas especias locales y hervido con carne de chancho o pavo a gusto de los comensales.

En la Selva peruana en el mes de Junio, es importante para disfrutar el exquisito “Juane”, que es arroz cocido con finas especias y carne de gallina o pollo, todo envuelto en hojas de plátano. Es toda una tradición durante la Fiesta de San Juan. Y así, en diferentes regiones y sus platos tradicionales, como el limeño Ají de Gallina, entre otros platillos.

La comida en el Perú se ha convertido en un componente esencial dentro de las travesías nacionales, excursiones y paseos de los viajeros locales y extranjeros. Con ella se logra ampliar la experiencia de visitar el país para disfrutar de toda la gama de sabores para una visita placentera al 100%.