Razones por las que debes visitar Arequipa

Restaurant turístico Típika
Restaurant turístico Típika

Perú es mayormente conocido por la ciudad inca de Machu Picchu, la selva del Amazonas y las alpacas, pero investiga un poco más y encontrarás que es un centro de historia y tradiciones muy diversas, tan variadas como los paisajes y climas que abundan en el país.

Muchos turistas y viajeros conocen Lima, Cuzco y Machu Picchu, pero hay muchas más cosas para ver en este genial país. A un corto viaje de avión, o un viaje en bus de 15 horas (desde Lima), está la segunda ciudad del Perú: la Ciudad Blanca del sur, Arequipa.

Con una población de sólo un millón de personas, Arequipa es mucho más pequeña y menos poblada que Lima, con hermosa arquitectura y monumentos históricos. Es un lugar genial para pasar el día y disfrutar de la atmósfera.

Arequipa está casi enteramente construida con sillar, un tipo de piedra blanca volcánica que emergió de una erupción volcánica hace cientos de años. Este material de construcción único le da un carácter distintivo a la ciudad, así como su apodo, la Ciudad Blanca.

Aunque Cuzco es una ciudad hermosa y rebosa de cultura e historia, su proximidad a Machu Picchu lo convierte en un punto turístico importante, lo cual puede ser abrumador a veces. Altos precios y las agencias turísticas hacen que, a veces uno se sienta como un mercado de hacienda. Sin embargo, al caminar con Arequipa, uno siente la impresión de no estar en un lugar ajetreado de la ciudad. Los residentes no están sentados esperando tu llegada. Simplemente estás de pasada, observando una floreciente comunidad que va a su propio paso, y eso es realmente refrescante.

Arequipa se ubica al sur del Perú, cerca al límite con Chile y Bolivia, por lo cual es un lugar de paso ideal para muchos viajeros que van hacia el sur desde Lima y Cuzco, o hacia el norte si viajas desde las partes inferiores de Sudamérica. Está a sólo 4 horas del Océano Pacífico, con hermosa playas de surfing que están casi desiertas.

A 3 horas en la dirección contraria se encuentra el Cañón del Colca, con volcanes activos y nevados, así como oportunidades de hermosas caminatas. No es sólo un centro importante de rutas de buses en el Perú, pues Arequipa también tiene su propio aeropuerto, que ofrece viajes locales e internacionales al resto de Sudamérica.

El centro de la ciudad es un punto importante de todas las actividades y celebraciones en Arequipa, y la Catedral de dos torres tiene el lugar central al medio de la Plaza de Armas.

El centro histórico fue nombrado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2000; los edificios de roca blanca volcánica son una combinación única de la Europa colonial, el barroco y el indigenismo.

No tienes que ser arquitecto o historiador para apreciarlo, pues la sensación y la atmósfera creadas por sus pasadizos, paredes de piedra y decoraciones intrincadas.

El Cañón del Colca se ubica a sólo a 160 kilómetros al noroeste de Arequipa y rodeada por montañas nevadas y volcanes. Las personas suelen asumir que el Gran Cañón es el cañón más profundo del mundo, pero en realidad sólo es el tercero.

A 4160 metros sobre el nivel del mar, el Colca es el segundo cañón más profundo del mundo, sólo sobrepasado por su hermano mayor peruano, Cotahuasi. Aquí encontrarás vistas increíbles, puro aire de montaña, cóndores gigantes y aguas termales volcánicas, todo a pocas horas de Arequipa.

Arequipa cuenta con ricos y sabrosos platos. Convirtiendo a su cocina en una de las predilectas del Perú. Una característica inconfundible de sus platos es el ají molido (padrika), que le da un sabor especial a la sazón.

Los mejores platos arequipeños

El chupe de camarones: Este es un plato muy solicitado para los que visitan Arequipa. La sopa de camarones está preparada a base de leche, huevos y orégano.

Rocoto relleno: Conocido y reconocido en el Perú y fuera de él. Este delicioso plato está relleno de carne picada con queso, leche, y se le acompaña con pastel de papas.

Adobo arequipeño: Es el plato típico plato arequipeño. Este plato cocido a la olla está elaborado con carne de cerdo adobada con especias y concho de chicha.

Ocopa: Este es uno de platos más característicos de la cocina arequipeña. Se prepara con papas cocidas, bañadas con salsa de queso fresco, rocoto, aceitunas y huevo sancochado.