Reutiliza el aceite y ayuda a salvar el planeta

Reutilizar el aceite
aceite reutilizado y sus beneficios

En Latinoamérica es común cocinar frituras: una familia de cinco personas consume, en promedio, alrededor de 1 litro de aceite al mes. Una mitad de este se queda en los alimentos y la otra es vertida directamente en el sistema de alcantarillado. ¿El problema? Un litro de aceite de cocina usado puede contaminar hasta 1.000 litros de agua y obstruir las cañerías. En el mar, esta capa de aceite bloquea la luz y el oxígeno, impide la fotosíntesis y mata la flora y fauna.

Pero hoy, los avances de la tecnología permiten evitar esta contaminación y reciclar el aceite para convertirlo en biocombustible.

Otra manera de prevenir y reducir la contaminación de las aguas residuales con aceite de cocina es la que ofrece Reciclando Aceite, una organización que promueve la utilización de aceite vegetal usado como materia prima en la elaboración de jabón y velas artesanales.

El objetivo es concientizar a las personas sobre la importancia del cuidado del medio ambiente, y dar a conocer la responsabilidad que las personas tienen con sus acciones en la vida diaria.

En el post de hoy quiero proponerte algunas ideas para darle una segunda vida al aceite usado.

  • Fabricar velas

Necesitaremos de un frasco bonito que nos sirva como recipiente para la vela. También de un alambre que usaremos como base para la mecha, para lo que a su vez, usaremos un hilo de algodón unos cuatro centímetros superiores a la altura del frasco elegido. También podemos añadir unas gotas de aceite de sándalo o algún otro aceite esencial que produzca buen olor.

El procedimiento es muy sencillo, ya que el aceite quema tan bien como la cera: hacemos con el alambre una base al enrollarlo en espiral y dejando un tramo ascendente sobre el que vincularemos la parte baja del hilo de algodón. Situaremos el ingenio dentro del recipiente escogido, concretamente en el centro y dejando el exceso de hilo desbordando el tarro o botella. Seguidamente lo llenaremos con el aceite usado, y previamente filtrado, y añadiremos las gotas de aceite aromático.

  • Fabricar jabón

A la hora de cocinar, el aceite es un ingrediente que casi nunca falta, sobre todo cuando hacemos frituras. El problema es que 1 litro de aceite puede contaminar hasta 5000 litros de agua. Para evitar toda esta contaminación, puedes convertirlo en un jabón casero.

Los ingredientes para crear tu jabón a base de aceite son:

2 1/2 litros de aceites usados y colados.

2 1/2 litros de agua.

Soda caústica, 1/2 kilo (si se va usar para lavar la ropa) ó 330 gr (si se va realizar un uso cosmético).

Moldes.

Para preparar el jabón, te recomendamos trabajar en un ambiente bien ventilado, usar guantes y gafas para protegerte de la soda cáustica, que no debe entrar en contacto con tu piel, no utilices recipientes metálicos para realizar la preparación y revuelve la mezcla con la ayuda de un palo.

  • Proteger los muebles

El aceite de freír filtrado es un perfecto protector de maderas, tanto en interiores como en exteriores, aunque se recomienda más en el segundo escenario, sobre todo si se trata de aceite de oliva, dada la potencia de su olor. Bastará con aplicarlo sobre la superficie de muebles y puertas es importante que no estén barnizadas con un pincel o una brocha, de modo que el aceite tape los poros. Dará además un brillo adicional. En el caso de muebles de exterior o jardín, conviene hacer esta aplicación cada seis meses pues el sol, más que la lluvia, estropea la madera.